Errores a evitar en una mudanza

El realizar un cambio de vivienda, de lugar de trabajo, apartamento es una situación complicada que más de uno debe de afrontar alguna que otra vez en la vida; por lo que es muy fácil el cometer ciertos errores de los que más tarde uno pueda arrepentirse.

Entre los errores que toda persona debe de evitar

El No Planificar con antelación una mudanza

El creer que se dispone de todo el tiempo del mundo es uno de los mayores errores. Es importante el planificar la mudanza al menos con dos meses de antelación, empezando a empaquetar todo aquello que tan apenas es utilizado y dejando para el momento final todo lo que se usa en el día a día, como los artículos de aseo personal, ropa de temporada, etc.
Si uno se despista el trabajo se acumula, el tiempo se echa encima y uno no puede dedicar todo el tiempo necesario para el embalaje y empaquetado.

No Asegurar los Objetos de Valor

El contratar un buen seguro para los objetos de valor, aporta una gran tranquilidad a la hora de afrontar una mudanza, evitando importantes disgustos en caso de extravío o daños.

Creer que contratar una Empresa de Mudanzas resulta mucho más caro

A pesar de que en un principio pueda parecer que el contratar una empresa de mudanzas pueda resultar más caro que el hacerlo uno mismo, en muchas ocasiones “lo barato resulta caro”.

Dependiendo del tipo de mudanza, si la mudanza es de tipo local y de poca envergadura talvez la ayuda de familiares y amigos sea una solución factible.
En el supuesto caso de que sea un traslado de mayor magnitud, el contratar una empresa de mudanzas asegura el cumplir con los plazos establecidos, su gran profesionalidad le permite a uno el ahorrarse todo tipo de esfuerzos a la hora de trasladar los objetos pesados, el saber como manipular las cajas y muebles para que no sufran daño alguno, llegando al nuevo local en perfectas condiciones.

No embalar, ni envolver de manera correcta

El utilizar para el embalaje simplemente papel de periódico no es la perfecta solución. Debe de utilizarse papel de burbuja para objetos delicados como la vajilla, figuritas de cristal, corcho para los electrodomésticos, fundas protectoras para los colchones, etc.

No etiquetar correctamente

Debe de evitarse el sobrecargar las cajas para así eludir lesiones en la espalda. Una vez colocados todos los artículos en las cajas adecuadas, deben de etiquetarse de manera correcta indicando el contenido y a que habitación pertenece.
En el momento de desembalar un buen etiquetado ayudará colocar las cosas en su sitio y a identificar a primera vista los objetos frágiles los cuales deben de ser tratados con un cuidado especial.

No deshacerse de aquellas cosas que no se utilizan

Una mudanza puede ser el momento ideal para deshacerse de todas aquellas cosas que se tienen amontonadas en un rincón, que ya no se utilizan, es momento de donarlas, de regalarlas a personas necesitadas para un nuevo uso.

No hacer inventario

Es preciso el hacer un inventario de todo aquello que va a ser trasladado a pesar de que pueda resultar un poco laborioso y aburrido.
Comprobar que todas las cajas han sido colocadas en el vehículo de mudanzas y una vez en el nuevo local se van tachando las cajas que son descargadas del camión. De esta manera es muy fácil el detectar si alguna caja se ha extraviado por el camino.

No llevar a mano la documentación necesaria

Es muy importante el llevar en todo momento toda la documentación y objetos de valor consigo mismo como: pasaporte, DNI, joyas, dinero, llave, facturas, papeles importantes, etc.
Es muy fácil que a la hora de hacer una mudanza sobre todo si se realiza con amigos o familiares, surja este tipo de despistes y llegue a extraviarse dando lugar a situaciones confusas.

Si el traslado es largo, es muy importante el llevar consigo todo tipo de medicación, así como bebidas, comida, dinero en efectivo, etc.

El evitar estos tipos de errores, ayudará a conseguir una mudanza sin preocupaciones y con éxito rotundo.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE